Cortar el agua o encender luces: la domótica se instaló en Chile

La tecnología para controlar las funciones del hogar a distancia se posicionó como una tendencia de gusto de los consumidores. Conoce cómo opera este avance en el país.

Artículo por: Ignacio Saavedra   -   11/01/2018

Hace algunos años, pensar en una casa con la tecnología que permitiera realizar funciones básicas de forma remota era casi absurdo. Querer convertir el hogar en una verdadera "casa del futuro" podía costar hasta $40 millones, además de las molestas instalaciones y trabajos que se debían hacer en el hogar para habilitar este servicio.

El tiempo ha pasado y la domótica -sistema capaz de automatizar una casa- se ha hecho parte de varios proyectos inmobiliarios tanto en Santiago como en regiones. Ahora no solo se puede controlar los niveles de luz en el domicilio, sino que también cortar las llaves de agua en caso de inundación, climatizar el hogar a distancia, programar la apertura y cierre de puertas o incluso habilitar equipos como el hervidor de agua solo desde el smartphone.

De hecho, desde el año 2015 a la fecha el incremento de la domótica en Latinoamérica ha sido de un 311%, en una economía que mueve US$ 93,87 millones, teniendo una proyección para el año 2021, de US$ 827,52 millones. Para Chile, en tanto, se espera un crecimiento superior al 300% en los próximos cuatro años. Hoy en día más de 50 inmobiliarias ofrecen domótica en sus proyectos habitacionales.

Según Eduardo Nilo, CEO de Fibaro TAMED Chile & Perú, habilitar este tipo de tecnología en el hogar tiene un costo que va desde los 500 mil pesos aproximadamente. Además, los equipos son inalámbricos, por lo que no necesitan cables, conexiones ni trabajos en el hogar para poder instalarlos.

¿Cómo funciona este servicio y cuáles son las tendencias que vienen para 2018? Conócelas en el video adjunto.

Comparte este artículo

O coméntalo aquí

cargando