El mono de la selfie perdió ante la justicia

El caso que llegó a tribunales abrió un duro debate sobre el derecho de autor de los animales.

Artículo por: Victor Figueroa   -   12/09/2017

En el 2011, un mono de Indonesia llamado Naruto dio click a una cámara de foto y quedó inmortalizado en una particular selfie. El aparato no era de cualquiera, pertenecía al fotógrafo David Slater quien publicó el retrato en la página Wikimedia. Las reacciones no tardaron en llegar. El grupo animalista PETA llevó el caso hasta tribunales con el fin de adjudicar la imagen al macaco.

La corte de San Francisco, Estados Unidos se transformó así en el escenario para esta  disputa que enfrentó a PETA y al fotógrafo. El primero esgrimió  que la foto era del mono y, por lo tanto, tenía derecho al usufructo de la imagen. Slater se defendía diciendo que la cámara estaba programada para realizar disparos.

El tema abrió un nuevo debate. Si los animales tenían derecho de autor. "La ley aclara que se considera como creador de una obraa  una persona natural", comentó el experto legal en derechos de autor, Andy Ramos en una entrevista para El País. Sobre esta base y otros hechos, el juez del caso, el juez William Orrick le dio la razón al fotógrafo, poniendo fin a siete años de disputa.

Comparte este artículo

O coméntalo aquí

cargando